Tu cama slow, el secreto de los cinco sentidos

Sabías que nuestro cerebro puede percibir cientos de estímulos sin que nos demos cuenta. Esa parte de nuestra mente, en neurología se conoce como pensamiento inconsciente. En términos sencillos, podríamos hablar de que nuestro cerebro a veces funciona en piloto automático. 

Precisamente, en esos momentos, es cuando la decoración adquiere mucha fuerza, para hacer sentir a nuestro cerebro que no está en peligro. De hecho, a través de un ambiente podemos conseguir que bajen las pulsaciones de nuestro corazón.

Si quieres que tu hogar sea percibido como un lugar de paz, la tendencia slow es la que mejor te va a ayudar. 

Además de usar colores muy suaves, esta tendencia decorativa es innovadora porque tiene en cuenta los cinco sentidos para hacer tu casa mejor. 

La vista percibe un espacio más luminoso y tranquilo gracias a tonos blancos, beiges o grises muy suaves. Aquí el azul, también, es importante para relajarnos mejor. Después el tacto será crucial, tocar los textiles y lograr que todo sea suave y agradable

Por último, el olfato también entra en juego. Los aceites esenciales, velas o incienso son recursos para que tu casa siempre huela muy bien. Algunos aromas como la lavanda ayudan a nuestro cerebro a relajarse y te ayudan a conciliar mejor el sueño. 

¿Tienes en cuenta tus cinco sentidos a la hora de decorar tu hogar?

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados