Rutina de tarde, ¡mejora tu sueño!

Con marzo en el horizonte es un hecho que las tardes empiezan a ser más largas y el sol nos da un poco de vida pasadas las seis de la tarde. De hecho, a lo largo de este mes se producirá el cambio de hora. 

 

Para descansar bien y dormir es fundamental tener una rutina de tarde que ayude a nuestro cerebro a saber qué la hora de acostarnos se está acercando, mucho más ahora que la luz le mandará el mensaje constante de qué aún es pronto. 

 

Tranquila, la alteración de la luz solar a nuestro ritmo circadiano (el que marca la vigilia y el descanso) es mínima si adaptamos algunos consejos sencillos. 

 

  • Mantener una hora de irnos a la cama relativa, lo normal es qué esté situada entre las diez y las doce de la noche. Tanto si eres alondra (tendencia a adelantar fases y madrugar) como búho (tendencia a acostarte tarde), debes fijar una hora que te permita dormir entre 7 u 8 horas.

  • Antes de esa hora mantén las pantallas de luz azul alejadas, sería un buen momento para leer, ver una serie o relajarte sin tener el móvil cerca.

  • Si te cuesta relajarte y al entrar en la cama siempre se te ocurran mil tareas pendientes, ten una libreta en la mesilla para apuntar todo y despejar tu mente. En este caso, te puede ayudar antes de irte a la cama planificar el día siguiente con detalle.

  • En la cama los tonos suaves como los beiges o blancos y la luz amarilla y tenue son el mejor ambiente para relajarnos.

  • Por último, una cama bien hecha y perfectamente estirada siempre nos estimula a acostarnos y sentir esa sensación de paz, después de una dura jornada.

¿Sobre qué hora te vas a la cama? ¿Te cuesta mucho conciliar el sueño? 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados