Manteles, recuperando las sobremesas

¿Charlar después de comer? En la cultura mediterránea siempre hemos destacado la importancia de las sobremesas. Lógicamente, entre semana son complicadas, pero es muy importante saber apreciarlos y rendirles homenaje los fines de semana o siempre que podamos. 

Esto no solo es una percepción, está demostrado que comer despacio, con calma y aprender a desconectar en estos ratitos tiene numerosos beneficios para la salud. 

De hecho destinar un tiempo a comer despacio, disfrutar de la comida y mantener las pantallas a raya nos ayuda a hacer mejor la digestión, socializar y crear vínculos con tu familia o amigos y comer de una forma más racional. Está demostrado que nuestro cerebro tarda 20 minutos en evaluar si estamos saciados. 

Si comemos viendo la televisión o mirando el móvil, corremos el riesgo de comer deprisa y no ser conscientes de lo que hemos ingerido, sintiéndonos hinchados y pesados. De hecho existe hasta un tipo de mindfullnes que habla de alimentación consciente, destacando la necesidad de comer sin distracciones exteriores y centrarnos en todos los beneficios de sentarnos a la mesa. 

En Sokios, además de compartir este tipo de estudio, podemos poner la mesa bonita. Si dedicamos un rato a colocar un mantel bonito y poner la mesa, será más fácil introducir al cerebro en esta rutina. 

Los manteles tienen un tacto increíble y unos colores impresionantes. Se pueden lavar en lavadora y usar secadora en ciclo corto, pensamos que el hábito de comer tranquilos y disfrutar en familia tiene que ser algo que incluyamos en nuestro día a día y no solo los domingos que hay visita. 

 

 

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados