La merienda perfecta con Banana Bread

¡Todos a la mesa! Al mismo tiempo que crecemos, perdemos el interés por la merienda y nos parece un gran error. Convierte este ratito a media tarde, en una oportunidad para empezar a bajar el ritmo, charlar o tomarte un ratito en familia. 

Si introduces este pequeño hábito en tus días, seguro que aprenderás a estar más tranquilo y volver a apreciar un café. Para echarte una mano en este nuevo propósito, le hemos pedido a María Cocinillas que nos prepare un bizcocho rico para las tardes de invierno. 

mantel

 

Además, ha utilizado nuestro mantel de bananas, puesto que para disfrutar y saber apreciar los pequeños momentos es básico cuidar cada detalle. 

¿Empezamos a cocinar? ¡Ingredientes!

mantel

Toma nota de los ingredientes, seguro que casi todos los tienes ya en tu despensa: 3 huevos, 3 plátanos para el bollo y uno más para la decoración, 70 gr eritritol, 200 gr de harina de espelta integral, dos cucharadas de levadura, 120 ml de OVOE, dos cucharaditas de canela, otra de nuez moscada y media de pimienta negra. 

Paso a paso para la merienda perfecta 

En primer lugar, bate los huevos hasta que doblen su volumen y tengan una consistencia muy esponjosa. Por otro lado, chafa los plátanos con la ayuda de un tenedor y agrégalos a los huevos montados. 

mantel

En la imagen el mantel Banana

Añade a la mezcla anterior el eritritol y el aceite de oliva virgen extra poco a poco sin dejar de batir. Llega el momento de juntar en un bol la harina de espelta integral, la levadura en polvo y todas las especias molidas. Incorpora esta mezcla mediante un tamiz a la elaboración anterior en varias tandas ayudándote de una espátula para no perder esponjosidad.

Precalienta el horno a 180 grados calor arriba y abajo. Forra un molde de plumcake con aceite de oliva y papel de hornear para que no se pegue. Vierte la masa en el molde forrado. Corta el plátano que tenías reservado para la decoración en 3 láminas a lo largo y utiliza dos de ellas para la decoración típica del Banana Bread (como se ve en la imagen). Hornéalo a 180 grados durante 50 minutos, para asegurarte que se está bien cocinado puedes introducir un palillo o brocheta en el interior del bizcocho, si sale limpio estará perfecto.


¡Tranquila que ya falta poco!  Deja reposar el bizcocho en el molde durante 5 minutos, después sácalo del molde y déjalo enfriar a temperatura ambiente sobre una rejilla. Para conservarlo adecuadamente envuélvelo en un paño o papel de cocina dentro del frigorífico.

Aguanta 4-5 días perfecto, así que tenéis una merienda perfecta para casi toda la semana. 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados