La cama y algunos rituales muy sencillos

 

Aunque en un principio la palabra ritual nos lleva a algo demasiado místico o elevado, hoy nos hemos levantado con el propósito de aclarar porque un ritual puede no solo ser beneficioso, si no ayudarnos a sentirnos mejor. 

Si cogemos un diccionario veremos que la definición completa habla sobre el ritual como un a serie de acciones realizadas, principalmente, por su valor simbólico o basadas en una creencia. 

En la imagen funda nórdica Zebra

¿Qué generan los rituales en nuestro día a día?

Seguro que tienes algunas acciones o pequeñas manías que te hacen sentir bien. Estas pueden ser prepárate el primer café en tu taza favorita, ducharte y echarte una crema con un olor que te relaja o encender una velitas al llegar a casa después del trabajo. 

Estas pequeñas acciones son rituales cotidianos que pueden ayudarnos a sentirnos mejor en casa y relajarnos. Su gran poder es que estas acciones consiguen que nos relajemos o nos sintamos mucho mejor de forma casi automática. 

 

Funda nórdica cruces

Funda nórdica Cruces 

El momento de acostarse o de llegar al dormitorio está rodeado de pequeñas acciones y hábitos que repetimos cada noche y cada mañana. Vamos a poner algunos ejemplos… 

Hay personas que se ponen el pijama, justo antes de acostarse , otros que usan una luz tenue para leer y algunos son incapaces de meterse en la cama sin haberse dado una ducha.

Por supuesto, no solo tenemos que pensar en la noche, seguro que muchos no os podéis ir de casa sin hacer la cama. 

¿Te has reconocido en algún ejemplo? ¿Te has dado cuenta como algunos rituales hacen que te sientas bien de forma casi automática? 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados