Hacer la cama y ser más productivo

Si hay un mes en el que los objetivos y los propósitos son una constante, ese es enero. El inicio del año y de nuevos hábitos. 

Seguro que al levantarte sueles hacer la cama todos los días, sin caer en que es un hábito más. Pues está demostrado que esta pequeña rutina te ayuda a ser más productivo y constante a lo largo de la jornada.  

De hecho, aunque pueda parecerte un tema secundario o que solo responde a gustos, pero hay hasta literatura que confirma la necesidad de hacer la cama cada mañana. 

 Si quieres cambiar el mundo, comienza haciendo tu cama ", William H. McRaven dixit. Es uno de los libros que defiende esta teoría. La clave está en entender como a nuestro cerebro le apasionan las tareas realizadas y la idea de ir tachando pendientes. Así hacer la cama a primera hora, supone ese primer reto superado. 

Si quieres hacer la cama con nota y conseguir la perfección al levantarte, sigue estos pequeños consejos.  

1. Empieza ventilando la estancia, aunque solo sean 5 minutos. En este momento sacude las sábanas y mantén la cama abierta para evitar la acumulación de ácaros. 

 2. Después estira bien las sábanas, utilízalas de algodón percal para que el tacto sea perfecto y transpiren mejor. Utiliza sábana encimera, para que la cama esté más estirada y mullida.

 3. Por último, intenta cambiar la funda una vez a la semana, estírala bien y utiliza cojines y cuadrantes para terminar. 

¡Cama lista y a desayunar!

 

 

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados