Hábitos para dormir más y mejor

 

Noviembre es la puerta de entrada del frío, de las tardes muy cortas y el inicio oficial del mal tiempo. El cambio de hora, precisamente, puede ser la mejor excusa para cambiar algunos hábitos y rutinas de nuestra jornada y conseguir un mejor descanso. 

A continuación, vamos a ver algunos cambios y rutinas que favorecerán un sueño reparador, ¿te apuntas? 

 

  1. Adiós al café y el té, al menos, seis horas antes de acostarte. Aunque eches de menos esta taza de té por la tarde, puedes sustituirla por infusiones sin teína ni estimulantes. 

  2. Los colores nos ayudan a relajarnos y mandan a nuestro cerebro la orden de calmarse, además, de los tonos tierra y beiges, puede que haya llegado el momento de apostar por el azul. 

  3. Revisa el colchón, lo ideal es renovarlo cada ocho o nueve años. Al mismo tiempo, utiliza sábanas de algodón, puesto que son suaves y permiten la transpiración. 

  4. El ejercicio y el deporte siempre están recomendados en una vida sana, pero mucho cuidado con practicarlo a última hora de la tarde. Lo ideal es acabar tres horas antes de irnos a la cama para no activar el cortisol.
     
  5. De igual modo, ahora que anochece tan pronto, intenta cenar un poco antes. Así cuando te acuestes la digestión ya estará terminada. 

  6. La temperatura del cuarto juega un papel esencial. Recuerda, que siempre debe estar sobre los 18 y 21 grados y ventila cada mañana, durante al menos 5 minutos, para renovar el aire. 

  7. Sabes que los animales siempre duermen con la cabeza hacia el norte, prueba a poner tu cabecero en esa posición para no interferir con la energía.

  8. Por último, todos los expertos indican la ausencia de luz como clave para tener un sueño más profundo. En este sentido, intenta que la luz de todo el dormitorio sea con bombillas de luz amarilla o cálida. Para conseguir este efecto, una funda nórdica en mostaza te ayudará a crear un ambiente más agradable. 

 

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados