¡Decora tu casa apostando por el rosa!

Seguimos aprovechando el verano y su ritmo lento, para ver algunos colores que pueden generar sensación de bienestar en casa de forma rápida. 

Asociado desde el siglo XX al mundo de las niñas, antes los bebés se vestían de blanco con lazos rojos para ahuyentar el mal de ojo, ahora vuelve a tener más protagonismo y conquistar todos los dormitorios. 

A nivel psíquico transmite paz y relajación, dos emociones fundamentales si queremos que nuestra cama nos haga sentir bien. Además si elegimos tonalidades pasteles o más claritas, conseguimos mucha luz y claridad. 

Si te has decidido a llevarlo a tu habitación en otoño, por aquí pensamos que será uno de los colores claves de los últimos meses del año. ¿Quieres saber cómo sacarle más partido?

Rosa + gris: la clave en dormitorios pequeños, amantes del nórdico y de la simplicidad.  

Rosa + beige, si quieres un entorno muy dulce y acogedor, suele funcionar muy bien poner cojines en fundas de estos tonos. 

Rosa + blanco: la mejor pareja si tu dormitorio es muy pequeño o tiene muy poca luz natural. 

Rosa + verde: si te parece un tono muy femenino prueba a combinarlo con verdes intensos y si quieres frescor con estampados tropicales.  

Rosa + amarillo, si quieres cerrar 2020 con un extra de optimismo después de todo lo vivido. 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados