10 mitos sobre el descanso, ¿los desmontamos?

Cualquier tema o ámbito sobre la salud está rodeado de mitos y falsas creencias. El descanso no iba a ser menos. Es un tema central para sentirnos bien, despertarnos con energía y evitar enfermedades tan graves como la obesidad o la diabetes. 

En Sokios ponemos todo de nuestra parte, para crear el mejor entorno posible y  convertir el irnos a la cama en uno de los grandes placeres del día. Para no caer en los mismo errores, en el blog de hoy analizamos 10 mitos y creencias sobre el descanso, ¡qué no nos hacen ningún bien! 

  1. ¡Soy capaz de dormirme de pie! Aunque parece que este tipo de personas siempre descansan y tienen mucha facilidad para dormir, puede que estén escondiendo un problema de sueño frágil que les impide estar descansados y viven con somnolencia.

  2. Con cinco horas de sueño, me encuentro bien. Todos los expertos coinciden en que dormir pocas horas acarrea problemas mentales y un mayor riesgo de sufrir problemas de salud muy graves.

  3. Puedes fabricar tus propios horarios de sueño, una afirmación muy común durante el confinamiento que trastoco nuestros horarios. Está demostrado que dormir de día empeora la calidad del descanso.

  4. Duermo poco, pero me echo la siesta un rato para compensar. El sueño y el descanso por la noche no se pueden comparar el descanso nocturno. 
  1. Dormir en una habitación cálida es más fácil, ¡nada de eso! De hecho la temperatura nunca puede superar los 22 grados, en Sokios tenemos rellenos nórdicos de distintos grosores para no dormir mejor.

  2. Ver la televisión un ratito antes de dormir, para conciliar el sueño. No solo la televisión, si no todas las pantallas emiten una luz azul que hace que nuestro cerebro no segregue melatonina, la hormona encargada del sueño.

  3. Al dormir el cerebro se apaga, ni mucho menos. Cumple funciones muy importantes y continua trabajando para limpiar la información y estar a pleno rendimiento durante el siguiente día.

  4. Madruga para hacer ejercicio, si bien es cierto que el deporte es mejor por la mañana, los expertos apuntan que es más saludable dormir bien que hacer deporte.

  5. Despertarse por la noche, aunque luego retomes el sueño de forma sencilla es un síntoma claro de que no estás durmiendo bien. Si los despertares son muy frecuentes, consulta con tu medico para detectar el problema.

  6. El fin de semana duermo diez horas y recupero el cansancio de los días laborables. ¡Totalmente erróneo! En este caso, el sueño no se recupera así que intenta mantener tus rutinas y horarios, lo más regulares posibles. 

Todos los mitos se recogen en un estudio sobre descanso publicado en la revista Sleep Health, que recogía 24 mitos que nos hacen descansar peor o no detectar a tiempo algunas anomalías. 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados