Prepara su cuarto para la vuelta al cole

 

Aprovechando que estamos en las últimas semanas de vacaciones y tenemos más tiempo para estar con los peques de casa, ¿por qué no dedicar algún rato libre a revisar su habitación y divertirnos aprendiendo a ordenar juntos? Para ello nos va a ayudar Sara de Kokorotailerra, la primera consultora KonMarie en España.

La vuelta al cole es uno de los momentos más emocionante y retadores para los menores de la casa. Desde siempre la habitación ha sido el refugio de los niños, su espacio protegido, donde pueden desarrollar diferentes actividades con confianza y libertad. Aprender a ordenar y empezar a responsabilizarse de estos espacios puede aportarles serenidad y estabilidad.

Además, como digo siempre, ordenar puede ser un juego divertido, especialmente si pueden compartirlo con sus personas de referencia.

 

decoración infantil  En la imagen funda nórdica Arena y sábanas con encaje en casa de Tatianaroom  

Es el momento de revisar todos sus objetos y renovar

El primer paso para empezar a ordenar cualquier espacio personal es revisar  y seleccionar todos los objetos que hay en él. Para ello te recomiendo utilizar las categorías del método KonMari®: ropa, libros, papeles, komono – todo lo que no entra en las demás categorías- y los objetos sentimentales.

Respetar el orden de las categorías es importante, ya que van desde el más fácil al más complicado. Revisar y ordenar a través de estas categorías agiliza muchísimo el trabajo y hace que tomar las decisiones sobre lo que nos hace felices y lo que no sea más sencillo. 

 

funda nórdica dinos

En la imagen funda Topodino 

Cada categoría tiene sus particularidades, pero en general la manera de trabajar es similar. Primero hay que reunir todos los objetos que entran en esa categoría, pongamos la ropa. En él se incluiría también la los zapatos, accesorios, bolsas y mochilas y la ropa de cama. Una vez que lo tengáis todo, es el momento de seleccionar lo que le hace feliz al menor y lo que no. Por último, deberíais encontrar un lugar para cada objeto. 

 

Confía en ellos y en su intuición

En mi experiencia ordenando casas con adultos también he tenido la oportunidad de trabajar ciertas categorías con menores de diferentes edades. Nunca deja de sorprenderme la facilidad que tienen de captar los fundamentos del método KonMari® y la naturalidad con que entienden su profundidad. 

 Por ello, considero que a partir de los 3 años (por supuesto depende de cada persona) puede ser una edad adecuada para empezar a transmitir los hábitos de orden. Los peques tienen mucha intuición y saben perfectamente lo que quieren, lo que les gusta y lo que no. Por supuesto, es nuestra responsabilidad marcar ciertos límites, pero creo que puede ser muy enriquecedor para ambas partes  tratarlos con el respeto y la seriedad que se merecen y confiar en ellos. 

 

decoración infantil

En la imagen la funda nórdica Manos en casa de Alice Showroom 

Ordenar todo con el sistema vertical 

Una de las propuestas más importantes e innovadoras del método KonMari® es ordenar todas (o la mayoría) de las pertenencias con el sistema vertical. Este sistema es especialmente útil para la ropa, ya que permite ver de un solo golpe todo lo que se tiene y además es más cómodo a la hora de utilizarlo y guardarlo. 

La clave de este sistema es hacer “paquetitos” que se sostienen sobre sí mismos. Una manera fácil y divertida de ponerlo en práctica con los peques es a través de la ropa de cama. La base siempre es buscar la forma rectangular y después plegarlo sobre sí mismo. Como la ropa de cama de los niños ya suele tener esa forma y además tiene un tamaño manejable, es perfecto para que podáis empezar a jugar con este sistema juntos. Cuando lo tengáis dominado, podréis practicar con el resto de las prendas del armario.

Crear diferentes ambientes

A la hora de ubicar las pertenencias y para que sea fácil recordar dónde habéis guardado cada objeto, es recomendable colocar los objetos de la misma categoría juntos o cerca.

cuarto infantil

En la imagen la funda nórdica de Mini Topos  

En el caso de los niños, como su habitación suele ser un espacio polivalente, también es interesante crear diferentes ambientes según las actividades que realicen en él. La habitación tiene que ser sobre todo un lugar de descanso, pero también podéis crear una zona de juego y otra zona para actividades más calmadas como la lectura o el estudio. Aprovecha esos ambientes para ubicar las diversas categorías.

Respetar su estilo personal 

Al igual que los adultos cambiamos de estilo con el tiempo, los pequeños también están en constante transformación. Por ello me parece muy interesante conocer y respetar su estilo personal y ayudarles a crear una habitación acorde a ello.  

orden en cuartos infantiles

En la imagen cojines URBAN en casa de Nina Clave

A través de la ropa de cama o diferentes recursos decorativos como los vinilos, los posters y láminas, e incluso los papeles pintados se pueden cambiar de estilo de manera sencilla y económica. 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados