Interiorismo emocional ¿Influye la ropa de cama en tu felicidad?

¿Quién no quiere ser feliz?

Todos buscamos la felicidad, de la manera que sea, porque ser feliz es el principal objetivo de la vida. Y aunque no existen las reglas perfectas para encontrarla, de todos es sabido que hay ciertas cosas que favorecen que nos sintamos más felices: como el amor, la salud, o el espacio que habitamos.

Existen numerosas teorías científicas sobre este tema, entre ellas, las que contemplan las necesidades básicas del ser humano y cómo nuestro estado de ánimo varía con cosas inmateriales, algo que no podemos controlar.

Sin embargo, nuestras emociones sí que se pueden controlar y modelar con ayuda de cosas materiales, como los objetos que nos rodean. De este modo, sentir calma y serenidad en nuestro hogar, nos conducirá a crear una sensación de seguridad, y sentiremos que estamos en el lugar adecuado.

Y es que, según los resultados de diversos estudios, nuestro estado anímico se ve influido por materiales y colores, pero también por la luz, la distribución de los elementos y la presencia del color blanco. A estos tres últimos factores se les conoce como los elementos invisibles del diseño. 

Aprendiendo a controlar estos tres elementos, puedes transformar tu espacio de descanso para que permanecer en él sea algo terapéutico, como cuando recargamos la batería nuestro teléfono móvil.

Dormitorio con cama vestida con funda nordica blanca con estampado de flores acuareladas en tonos turquesa y verde claro

En la foto, funda nórdica Big Flow con fundas de cojín Big Flow, Leaves y Bone

La serenidad estética del estilo nórdico

Una receta infalible para conseguirlo es la utilización del estilo nórdico para la decoración, que desde hace años viene pisando fuerte. 

La clave para recrearlo en tu dormitorio es la combinación de la pureza del blanco en la pared y la madera de tus muebles, con textiles lisos, de colores suaves, o estampados geométricos. Y por supuesto, con varios cojines de diferentes tamaños y colores.

El Scandy Style consigue un efecto multiplicador de energía positiva gracias al uso del blanco como color insignia para las paredes, o en su defecto tonos neutros, como el beige o el gris, con intensidades muy bajas. 

La sencillez y el confort, son los mantras del estilo escandinavo, que logra la calidez en las habitaciones mediante el uso de la madera natural, con sus vetas y sus nudos. Con este material noble, puro y envolvente, se pretende evocar lo natural y huir del exceso de materiales modernos. 

Puedes completar tu decoración textil con el uso de elementos naturales, como plantas para espacios interiores, tratando siempre de que predominen las de hoja verde o los cactus. Con este plus, el mensaje que recibe tu cerebro al entrar en la habitación es de frescor y pureza.

Porque el bienestar emocional comienza a notarse cuando nos encontramos con una habitación limpia y fresca y con una cama llena de cojines “cozy” que nos reconforte al acabar el día.

habitacion con cama y funda nordica estilo scandi
En la foto funda nórdica Raya Teja con almohadas a conjunto, y cuadrantes de cama Raya Teja

 

El espacio en el que vivimos nos tiene que hacer felices

Cuando la energía se resiente, y aplicamos el interiorismo emocional, notamos cómo un espacio cualquiera se convierte en un lugar que provoca emociones positivas.

La cromoterapia es una técnica que nos enseña a combinar los colores de manera terapéutica, porque las sensaciones que nos transmiten los colores influyen en nuestra percepción de la realidad. 

Aplicando la cromoterapia a los textiles de tu dormitorio, puedes provocar reacciones en tu cerebro influyendo en tu productividad, en tu parte anímica, influyendo en nuestro estado emocional.

Cada color tiene una connotación emocional, por lo que se recomienda que colores suaves como el azul, verde o rosa, sean usados en los elementos textiles principales, como la funda nórdica o colcha. Combinados con el resto de la decoración te ayudarán a sentirte más relajada y receptiva, ya que tienen propiedades calmantes demostradas.

Por otro lado, los colores intensos como el naranja, turquesa, o el amarillo y gris (colores Pantone 2021), conviene usarlos en elementos más pequeños, como fundas de almohada, cojines o cuadrantes de cama. Pequeñas pinceladas de intensidad que estimulan nuestro cerebro, activando la oxigenación y la producción de serotonina (la hormona que nos hace sentirnos mejor).

El interiorismo emocional nos enseña que cuando tienes motivación y todo va bien, las cosas fluyen y proyectamos una energía que hace que todo nuestro alrededor se transforme. 

Funda nordica mediterráneo con cojines amarillos

En la foto, funda nórdica Mediterráneo con cuadrantes textura amarilla, y cojines Bloom y Girasoles.

Contar con un espacio accesible y cómodo que nos permita recuperarnos de lo negativo del día a día, respirar en calma y reforzar nuestros puntos positivos, es el mejor regalo que puedes hacerte.

Recuerda estos tips que te damos para que consigas que tu hogar sea una fuente de inspiración y una experiencia de vida:

  • Trata de que tus paredes sean blancas o con colores muy claros.
  • Deshazte de todos los elementos decorativos que guardas sin saber por qué y que son una fuente de polvo en tus estantes
  • Acompáñate de plantas de hoja verde o cactus
  • Regálate una funda nórdica y unos cojines. De eso en Sokios sabemos y si necesitas ayuda te podemos asesorar en info@sokios.com

Haz la prueba, y cuéntanos el resultado, porque para Sokios saber que nuestros textiles de cama te ayudan a sentirte bien es parte de las cosas inmateriales que nos hacen felices.

Buen fin de semana!  

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados