Cómo elegir la funda perfecta para tu cuarto

Sin lugar a dudas, tanto en redes sociales como en el email, una de las dudas más recurrentes es ver con claridad cómo combinar las fundas nórdicas con el cabecero. 

Desde buscar contrastes en caso de maderas oscuras, como el nogal o el wengué, hasta textiles más atrevidos para cabeceros blancos o tapizados en tonos neutros.  

funda nórdica

En la imagen, la funda nórdica West Limon

A continuación, te contamos algunas ideas partiendo de cuatro tendencias y analizamos los colores que van a dar armonía y estilo a tu dormitorio. 

Maderas oscuras y cabeceros altos

Materiales como el wengué, el nogal o el roble tienen mucha presencia, mucho más si has optado por un cabecero alto. En este caso, independientemente de los metros cuadrados, debemos buscar textiles suaves que aporten luz y contraste. 

Dependiendo del espacio, podemos optar por los lisos para los cuartos más pequeños hasta los estampados más divertidos como la funda Pirineo o los topos en azul y amarillo

Si partimos de una base oscura, el rosa también puede ser una excelente pareja. Aporta mucha calidez y luz, tanto en versiones más intensas como la funda Rain a diseños más claritos como la funda nórdica lisa. 

¡Adiós al cabecero! Tendencia para casas minimalistas

En los últimos años ha pasado de ser una corriente decorativa a convertirse en realidad en muchísimos dormitorios, ¡el cabecero ya no es tan importante! 

En este tipo de decoración, se suele apostar por composiciones muy minimalistas y sencillas. Aquí los blancos, arenas y beiges mandan. 

funda nórdica

Al mismo tiempo, la ausencia de cabecero nos permite poner más cuadrantes y cojines para crear sensación de volumen. De este modo, nos podemos permitir combinaciones más ricas como poner cuatro cuadrantes combinando la misma gama de tonos y un cojín que marque la diferencia. 

Maderas suaves y fibras naturales para un aire boho

En un primer momento, la tendencia boho y las fibras naturales como el mimbre se asociaron al verano y a las casas cercanas al mar. Ahora mismo, podríamos decir que en muebles es la tendencia que tiene más peso. 

funda nórdica

Funda nórdica blanca en casa de YolandaPf

Si marcamos la decoración con cabecero en madera clara, alfombra de yute y mesillas de mimbre o cestas con cojines, la ropa de cama debe continuar con esa esencia natural. Aquí las sábanas de algodón de percal son una máxima para continuar con esa sensación de paz. 

Al mismo tiempo, en la cama podemos apostar por estampados blancos y marrones, que contrasten con la luz de la madera. La funda blanca con topos marrones, que eligió Estoreta, es un ejemplo perfecto. 

funda nórdica

Funda nórdica topos marrones en casa de Estoreta 

Por supuesto, el azul transmite paz, así que en versión clarita y luminosa es un acierto para aportar color o si nos hemos cansado de ver todo muy blanco. 

Cabeceros con papeles y murales pintados

En el recorrido por las tendencias para el dormitorio, nos vamos a los grandes murales o dibujos del papel pintado. Este tipo de diseños suelen emplearse en la pared del cabecero y buscan quedarse con todo el protagonismo. 

Aquí va a depender estrechamente de los colores usados en el papel. Algo que jamás aconsejamos es intentar buscar colores parecidos entre la funda nórdica y la pared, es mucho más interesante apostar por el blanco o buscar contrastes. 

 funda

En la imagen funda nórdica Dots 

Por ejemplo, si el papel es muy suave o tienes tonos tierra, la funda puede estar marcada por verdes y mostazas. Mientras que si el papel es llamativo el diseño de los textiles será blanco o algunos toques negros, ¡recuerda que menos es más! 

¿Cómo es tu dormitorio? ¿Te cuesta imaginar cómo combina la ropa de cama? Si tienes cualquier duda, será un placer asesorarte y montar juntos la cama perfecta. 

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados