Cómo elegir la funda nórdica… y acertar

Colección Imagen: Ethnic

Son las 9 de la noche, ha sido un día largo y duro y ahora sólo piensas en relajarte y desconectar. No ves el momento de ir a la cama y arroparte con tu suave funda nórdica de microfibra de poliéster… mmmm… que a gustito se está en la cama…

Consideraciones a la hora de comprar la funda nórdica

Teniendo en cuenta que el descanso es fundamental tanto para el físico como para el desarrollo del sistema nervioso, deberíamos dormir no menos de 7 horas, lo que supone estar casi un tercio del día en la cama: una razón de peso para no comprar una funda nórdica al tun tun o dejándonos guiar por el precio. Ten en cuenta que una buena funda nórdica puede tener un precio más elevado, pero a la larga te saldrá rentable, pues la tendrás por mucho tiempo.

 

Suavidad

No podemos negar que dormimos más a gusto cuando la funda nórdica tiene un tacto aterciopelado, sentimos que nos arropa y ésto nos ayuda a relajarnos. En Sokios todas nuestras fundas nórdicas son de microfibra de poliéster, muy suavecitas y con las ventajas que esta composición presenta.

 

Diseño

Aquí ya entramos en el terreno de las preferencias personales.  Sólo hay que seguir la ley de la composición: cortinas estampadas – funda nórdica en liso; cortinas lisas en colores vivos – funda nórdica en estampados al tono; cortinas lisas en colores neutros – ¡hurra! puedes poner la funda nórdica que más te guste :) Y lo mejor, podrás cambiar de diseño según te apetezca, ¡Te será más fácil ver renovada tu habitación y escapar de la monotonía!

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados