Cambio de hora, cinco problemas comunes

El próximo sábado a las tres de la mañana volverán a ser las dos, un ritual que se repite dos veces al año en España desde la Segunda Guerra Mundial. Aunque siempre hay un profundo debate y hace unos años la Unión Europea se comprometió a estudiar estos cambios de hora y pararlos, lo cierto es que continúan vigentes. 

Algunos psiquiatras apuntan que los efectos del cambio de hora pueden arrastrarse durante diez días, puesto que nuestro organismo tiene que ajustar los niveles hormonales, cardiacos y la presión arterial a la nueva situación. 

1. La falta de regulación en la melatonina

En el blog hemos hablado muchas veces de las consecuencias de la melatonina, puesto que es la hormona responsable de controlar nuestros ciclos de sueño y vigilia. 

cama

En la imagen la funda nórdica marrón tostado

En este caso tener luz solar hasta las nueve de la noche o las diez en verano, hace que regulemos peor y tendamos a dormir menos horas de las necesarias. 

2. Problemas de concentración en el trabajo y el cole

Sin lugar dudas, la consecuencia de no dormir las horas necesarias es un estado de déficit de atención continuo. Según algunos estudios que manejo el comité de expertos de la Unión Europea, estos se producen más en el cambio de primavera. 

La razón es que al tener más horas de luz, nos acostamos más tarde y no dormimos las horas suficientes. 

 

En la imagen la funda nórdica lisa verde turquesa

3. Mayor irritabilidad y estados depresivos

Todos los estudios coinciden en qué estos cambios de humor se hacen mucho más patentes en niños y personas mayores. Lo más importante es intentar ser muy constantes con los horarios y evitar las siestas al inicio del cambio, para que el cuerpo por la noche le cueste menos conciliar el sueño. 

 

4. El trastorno afectivo estacional

Está comprobado que durante estos días de ajustes hay personas que se sienten más tristes, irritables e incluso se sienten tentadas a comer peor, lo que hace que algunas personas engorden en estas semanas. Este trastorno es descrito por el doctor Antoni Bulbena (psiquiatra del Hospital del mar) en una entrevista a El Periódico. 

cama funda nórdica rayas

En la imagen la funda nórdica de Rayas Cuerda

5. Adiós a los horarios regulares

Aunque lo normal es que todos estos síntomas duren solo unos días, a veces, es suficiente para dar al traste con todos nuestros buenos hábitos en torno al descanso. 

¿Qué es una buena higiene del sueño? Precisamente, es lo que va a conseguir que no arrastremos el cansancio del cambio de hora. Aquí la cama juega un papel esencial, puesto que necesitamos sentirnos tranquilos y en paz. 

También es decisivo que mantengamos horarios, bajemos un poco las persianas para no notar tanto la luz, cenemos ligero y nada de móviles dos horas antes de acostarnos. 

¿Qué tal lleváis el cambio de hora? ¿Estáis ya preparados para adelantar los relojes? 

 

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados