Básicos para tu cama, ¡crea tu fondo de armario!

Si os gusta el mundo de la moda, has escuchado un millón de veces hablar sobre de armario, esas prendas que tienen mil posibilidades y en las que merece la pena invertir. 

Si pasamos este concepto al mundo de las camas, vamos a analizar el fondo de armario, que necesitas tanto para tu cama como para los niños. Esas sábanas, fundas y detalles que marcan la diferencia y convierten tu cama en un pequeño oasis. 

 

funda nórdica sokios

En la imagen funda nórdica beige Rain 

Básicos para tu cama, ¿qué necesito para una cama 10? 

Resulta obvio, pero el primer paso será tener dos juegos de sábanas de algodón percal. En Sokios trabajamos con juegos de sábanas bajeras ajustables para adaptarse al tamaño de tu colchón y, luego, con funda de almohada y sábana encimera. El juego está tejido con 200 hilos para asegurar que tienen el mejor tacto del mundo. 

 

funda nórdica lisa

En la imagen funda nórdica en marrón tostado

Después llegaría el turno de la funda nórdica, en este caso, opta por colores lisos a modo de fondo de armario como gris, arena o blanco. Estos colores transmiten mucha paz y son un acierto, puesto que luego podremos combinarlos con otros cuadrantes y cojines. 

Con respecto a la funda nórdica, en Sokios le damos un lago extra para las camas más altas o para las personas que les gusta que la funda tenga caída. 

 

funda nórdica sokios

En la imagen la funda nórdica Rain rosa 

Por último, dos cuadrantes y un cojín terminarían la cama. ¿Un truco extra? Haz siempre un embozo para que se vea la parte de abajo de la funda y de sensación de cama mullida. 

¿Como diseñar la cama de tu peque? 

Del mismo modo, la cama de los más pequeños también requiere de un juego de sábanas y de una funda lisa, para intentar que sea lo más versátil posible. Luego bastará con elegir un par de cojines de la colección Animals para darle un extra de color. 

 

saco nórdico

En la imagen nuestros sacos nórdicos

Aunque si pensamos en ellos, el verdadero fondo de armario son los sacos nórdicos. Gracias a ellos la cama siempre está perfecta, se adaptan muy bien y consiguen que los peques no se desarropen en toda la noche. 

Además, podemos colocar dentro el relleno nórdico, lo puedes encontrar en dos grosores dependiendo de la época del año. 

¿Qué básicos jamás faltan en tu cama? ¿Compartes tu cama con el hashtag #sokiosbásicos? 

 

 

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados