5 errores que estás cometiendo en tu cama

A veces miras de forma compulsiva cuentas de Instagram, imágenes en Pinterest y artículos de revista para cambiar tu dormitorio, pero al final siempre hay fallos que se repiten o ambientes que no acabas de llevarte a casa. 

En este nuevo post, no vamos a poner el foco en colores, tendencias o ideas para vestir tu cama, sino que vamos a ayudarte a identificar los errores más comunes en el dormitorio y cómo ponerles solución esta misma semana... 

¡Cuestión de metros cuadrados!

No se trata de pensar que no tenemos un cuarto de 20 metros cuadrados con rincón de lectura, espejos grandes y banco a los pies de la cama. ¡Todo en decoración es mucho más sencillo! 

cama sokios

En la imagen la funda nórdica en color arena en tono liso y los cuadrantes grey

Aquí se trata de coger un metro y ver cómo crear una distribución que no rompa con los flujos de paso. En este caso, tened en cuenta que entre los lados de la cama y la pared deberíamos dejar 70 centímetros, así no impedimos el paso ni agobiamos el ancho. Esta medida será la que marque el tamaño de la cama. 

Al mismo tiempo, piensa si el cabecero está en la pared más importante del dormitorio y la que más luz recibe.

La luz, la base de una decoración bonita 

Sin lugar a dudas, la luz suele ser el problema más recurrente, aquí no hay matices cuanto más luminosidad mejor. Por eso, vamos a mirar primero a la ventana. 

visillo blanco

Visillo blanco de SOKIOS para dejar entrar el máximo de luz 

cama sokios

Funda nórdica de Raya cuerda y cuadrantes en tono beige para tu cama 

En caso de tener poquita luz o tener una orientación norte, elige visillo en color blanco como únicas cortinas. Si contamos con más luz o incluso queremos más intimidad, combínalas con caídas en tonos lisos o estampadas. 

Por supuesto, algunos trucos como poner espejos enfrente de la ventana y usar colores lisos muy claritos (blanco, beiges, rosas o malvas) ayudan. 

Coordinar todo pero sin caer en el aburrimiento 

Si piensas que no sabes combinar textiles, te cuesta un montón mezclar colores o imaginarte el resultado final, no te resignes a poner todo igual. Muchas veces este pequeño bloqueo hace que optemos por soluciones fáciles como coordinar sábanas, funda nórdica y cuadrantes en el mismo color. 

 

fundas nórdicas

En la imagen funda nórdica Paisley y cuadrantes beiges

En este punto, la opción más sencilla es elegir un tono liso de base en la funda nórdica e ir probando en el resto con más estampados en el mismo color. Si quieres más inspiración, puedes ver el post de reto 4x2 donde con dos fundas nórdicas nuestras embajadoras aportaban cuatro combinaciones distintas para cambiar de cama cada semana. 

Dejar la cama a medias, cuidado con las sábanas 

Cuidado con no cuidar las sábanas, puesto que este textil es el que está en contacto con nuestra piel. En Sokios fabricamos todos los juegos con algodón percal de doscientos hilos, para que transpiren tanto en verano como en invierno. 

 

funda nórdica

En la imagen juego de sábanas verdes y funda nórdica de topos marrón 

En este sentido, si notas la cama poco vestida, puede que te falte poner la sábana encimera para hacer el embozo perfecto. 

Mucho cojín y poco cuadrante 

Atención, por qué este es uno de los errores de base que siempre vemos cuándo nos mandáis una foto para que os aconsejemos. A veces ponemos la funda y los cojines, pasando por alto los cuadrantes

funda nórdica azul de topos

Funda nórdica de topos azul y cuadrantes blancos 

Los cuadrantes gracias a su tamaño dan forma a la cama, actúan como soporte para los cojines y visten la cama mucho. Así que sin dudarlo, siempre tenéis que poner dos para acabar de completar el look de la cama. 

 

 

 

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados