10 razones para decirle SÍ a los sacos nórdicos

Los sacos nórdicos llegaron a la shop en primavera.  Fueron una de las grandes colecciones que llegaban a la shop, puesto que era un producto pensados a vuestra media. Las peticiones no cesaban en este sentido y pensamos cada detalle para crear el mejor saco del mercado. 

Aunque ya los conocéis y estamos lanzando nuevos estampados para adaptarnos a todos los estilos decorativos, si os queremos enumerar todos los beneficios de utilizar este tipo de saco en lugar de la sábana y la funda nórdica. 

 

1. Los sacos nórdicos van a terminar para siempre con el problema de los peques que se desarropan continuamente. Al poder cerrarlos, ellos se sienten más seguros y no cogen frío por la noche. 

2. ¿Te preocupa que se caiga por la noche? Si es pequeño y está a punto de pasar a cama grande seguro que este tema te agobia un poco. En este caso, los sacos evitan las caídas y ellos están más seguros. 

3. Este tipo de sacos se pueden adaptar a las camitas montessori a ras de suelo, donde ellos eligen libremente cuando subirse y bajar sin problemas. 

saco nórdico sokios

4. Los saquitos tienen cremallera, por lo que hacer la cama es muy sencillo, en menos de cinco minutos camita lista y bien estirada. Además, su mecanismo es tan sencillo que ellos solitos pueden empezar a hacer su cama. 

5. Al cerrarse el saco por ambos lados con la cremallera, teníamos muy claro que debíamos diseñar una confección exclusiva que permita la movilidad de los pequeños. Por este motivo, la funda nórdica tiene un fuelle para que el niño nunca esté agobiado. 

 

funda nórdica sokios

6. Como queríamos que verdaderamente todo quede estirado y hacer la cama sea cuestión de menos de 3 minutos, en la parte inferior hemos puesto dos tiras elásticas para que la bajera quede sujeta por mucho que se mueva el peque. 

7. ¿Qué pasa si no hace mucho calor? Si el peque es muy caluroso o lo quieres usar en verano, en la parte inferior hay una cremallera oculta que nos permite poner y quitar el relleno nórdico. 

8. El tejido de la bajera es algodón percal para que sea lo más suave posible y la parte estampada está fabricada con microfibra de poliéster para que sea igual de suave pero mucho más resistente. 

https://sokios.com/collections/sacos-nordicos

9. El saco se puede lavar en maquina en ciclos cortos de menos de 40 grados y usar secadora siempre que sea a temperatura baja. De esta forma, podemos lavarlo todas las semanas sin complicaciones. 

10. Lo dejamos para lo último, por que para el saco nórdico había mucho que contar, pero los estampados y colores son esenciales para alegrar el cuarto de los peques. Desde dibujos geométricos hasta animales, ¡complicado solo querer uno!

 

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados